rehabilitacion fractura humero ejercicios

Proceso de rehabilitacion fractura humero ejercicios

Una fractura del húmero es una lesión dolorosa y debilitante que requiere un tratamiento cuidadoso y una rehabilitación adecuada para garantizar una recuperación total. El proceso de rehabilitación para las fracturas del húmero generalmente requiere una combinación de inmovilización, terapia física y, en algunos casos, cirugía.

Inicialmente, el médico probablemente inmovilizará el brazo con un yeso o una férula para permitir que el hueso sane. Durante este tiempo, es posible que el paciente necesite analgésicos para controlar el dolor. A medida que el hueso comienza a sanar, el médico puede recomendar la terapia física para ayudar a restaurar la fuerza y la flexibilidad del brazo. Estos ejercicios de rehabilitación para las fracturas del húmero a menudo comienzan con suaves movimientos de rango de movimiento y progresan gradualmente a ejercicios de fortalecimiento.

En casos más graves, puede ser necesaria una cirugía para realinear el hueso y posiblemente insertar placas, tornillos o clavos para mantener el hueso en su lugar durante la curación. Después de la cirugía, se inicia la terapia física para recuperar gradualmente la movilidad y la fuerza. La longitud y la intensidad del proceso de rehabilitación generalmente dependen de la gravedad de la fractura y de la salud en general del paciente.

Ejercicios Terapéuticos tras una Fractura de Húmero

El objetivo principal de los ejercicios terapéuticos tras una fractura de húmero es restaurar la funcionalidad completa del brazo. Estos ejercicios se centran en mejorar la flexibilidad, la fuerza y la coordinación del brazo. Deben comenzar de manera suave y aumentar gradualmente en intensidad a medida que el hueso sana. Es importante recordar que todos los ejercicios deben realizarse bajo la supervisión de un fisioterapeuta o de un profesional de la salud para evitar lesiones adicionales.

Los ejercicios de rango de movimiento son a menudo los primeros pasos en la rehabilitación. Estos pueden incluir movimientos de rotación del hombro, flexión y extensión del codo, y flexión y extensión de la muñeca. Al principio, estos ejercicios pueden realizarse con la asistencia del fisioterapeuta, pero a medida que la fuerza y la flexibilidad mejoran, el paciente puede realizarlos de manera independiente.

Además de los ejercicios de rango de movimiento, los ejercicios de fortalecimiento también son una parte crucial de la rehabilitación tras una fractura de húmero. Estos pueden incluir levantamiento de pesas ligero, resistencia con bandas elásticas, y ejercicios de apretón de mano. Es esencial que estos ejercicios se realicen de la manera correcta para evitar el esfuerzo excesivo y posibles lesiones. A medida que la fuerza del paciente aumenta, la intensidad de los ejercicios también puede incrementarse.

Array

Deja un comentario

18 + cinco =